País

Disco de reparación

Disco de reparación en Windows 7

Windows 7 ofrece la creación de un disco de reparación de inicio. La copia de seguridad del sistema permite reparar y recuperar una instalación dañada de Windows mediante un punto de restauración o una imagen del sistema creada previamente. El disco de reparación, además, puede ser un buen remedio para asegurar el propio sistema, sobre todo para los usuarios que tengan instalada una versión Windows y no posean un disco con el sistema operativo. Para aquellos usuarios que sí dispongan de un DVD de Windows, el disco de reparación supone una fuente fiable de recuperación del sistema.En la restauración siguiente, el usuario puede elegir entre las opciones "Reparar", "Restaurar sistema" (mediante el punto de restauración) y "Recuperación de imagen del sistema" mediante unas imágenes creadas previamente. Si se presentan problemas tras la instalación del controlador o software, en muchos casos basta  con restaurar el sistema a un punto de restauración anterior. En caso de una infección virus o daños de disco duro, la integración de la imagen del sistema resulta ser la mejor solución para salvar el sistema. En caso de ser necesario, se encarga de restablecer el sistema operativo de forma segura junto con todos los programas y archivos. ¡La creación regular de imágenes completas del sistema permite una seguridad superior del sistema!

 

Crear rápidamente los discos de reparación

Llega a la función de grabación del disco  de reparación mediante el botón de Inicio y al apartado “Panel de control”> “Crear una copia de seguridad”en el menú “Sistema y seguridad“. Como alternativa, basta con hacer clic en el botón de Inicio e insertar la palabra “seguridad” y a continuación seleccionar el primer apartado “Copia de seguridad y restauración”.

En la parte izquierda de la ventana del panel de control encontrará el punto “Crear un disco de reparación del sistema”. Después de hacer clic encima del apartado, inserte un CD o DVD vacío y confirme el inicio de la grabación haciendo clic en el botón “Crear un Disco de datos”. Windows graba enseguida los datos de reparación más importantes en el medio y le indica en una nueva ventana  cuando haya finalizado con éxito.

Reparar y restaurar el sistema

Si Windows 7 ya no reinicia como es deseado, el disco de reparación ayuda a reparar y restaurar el sistema. Por ello, inicie el sistema inmediatamente tras el reinicio de la computadora o del disco. Iniciando el DVD o CD, la computadora le solicitará hacer clic en cualquier tecla. Seleccione la opción deseada en el menú que se presenta a continuación.

La opción “Reparación del sistema” busca los problemas que conciernen explícitamente al inicio del sistema.

La opción “Restaurar sistema” en cambio, restablece el estado de la última copia de seguridad. Por ello, seleccione un punto de restauración creado automáticamente por Windows o de forma manual. No obstante, se  perderán todos los registros de programas instalados  posteriormente a esa copia.

Las primeras tres opciones del disco de reparación ayudan sobre todo en caso de daños graves del sistema.

Después del clic en el botón marcado y el clic en “Crear disco” en la ventana siguiente, Windows creará el disco de reparación.

La opción “Recuperación de imagen del sistema” permite la integración de una copia de seguridad completa, incluidos todos los programas instalados. En este caso se eliminarán todos los cambios realizados, archivos descargados o programas instalados que se realizaron después de la imagen.

El “Diagnóstico de almacenamiento de Windows”  comprueba los posibles fallos en el disco duro. Si la computadora no reinicia como resultado de un fallo indicado, normalmente cambiar el disco duro puede poner remedio a la situación.

Haciendo  clic en “Símbolo del sistema” se abre la pantalla de inicio para introducir los comandos de forma manual.